Receta de leche frita receta de la abuela

Leche frita Receta de la Abuela

Postres 1243 Última Actualización: 24/05/2022 Creado: 13/04/2022
Leche frita Receta de la Abuela
  • Raciones: 6 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 20
  • Tiempo de Cocinado: 15
  • Calorías: 330
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Si hay un dulce típico dentro de las recetas de la abuela ese sin duda es la leche frita.

Mi abuela siempre nos ponía una bandeja llena, especialmente en estas fechas de Semana Santa, y tengo que decir que, aunque alguna vez he probado la leche frita en restaurantes, hasta ahora ninguna como la casera que hacía ella.

El origen de este delicioso dulce es bastante incierto. Su origen apunta a diferentes lugares del norte de España, pero también hay otras fuentes que hablan sobre su origen árabe. Teniendo en cuenta que se trata de una receta sencilla, con ingredientes básicos, y que en aquella época las recetas se transmitían de padres a hijos de forma oral, es bastante probable que nunca sepamos exactamente su origen, pero que eso no nos impida disfrutar de esta delicia.

Aunque en los últimos años han aparecido otras varientes a la receta tradicional de leche frita, sin duda la receta que os traígo hoy se puede considerar la auténtica receta de leche frita casera de la abuela, con la Maizena de toda la vida, y con una serie de consejos que harán que os quede increíble.

Leche frita de la abuela: consejos



Vamos con una serie de consejos de la abuela:

- La leche, si podemos, es mejor que sea entera. Engordará un poquito más, pero su mayor contenido en grasa hará que nuestra leche frita quede aún más deliciosa. Si somos intolerantes a la lactosa no hay problema en usar leche sin lactosa, pero en ese caso sería mejor echar 1 cucharada menos de azúcar ya que esta leche es más dulce que la habitual.

- La parte blanca de la cáscara del limón es bastante amarga, por lo que es importante que la retiremos completamente, dejando sólo la parte amarillenta.

- Aunque me declaro fan número 1 del aceite de oliva, y se podría hacer leche frita con este aceite, lo ideal es utilizar aceite de girasol que tiene un sabor más suave, y en esta ocasión, le da mejor sabor.

- La canela no es uno de los ingredientes obligatorios. De hecho, mi abuela la hacía sin ella y por eso no la verás entre la lista de ingredientes, pero si eres amante de la canela y quieres probar puedes añadir un palito de canela en el paso 1. Eso sí, intenta que sea canela de Ceylan, que sin duda es la mejor, aunque a veces es complicado encontrarla que sea realmente auténtica.

- Se podría hacer con harina en caso de que no tengas maicena, pero si puedes, de verdad usa Maizena que queda muchísimo más rica.

- La masa tiene que enfriarse y reposar antes de que la pongamos en la sartén. Como mínimo recomiendo esperar 2 horas, aunque lo ideal sería que pasaran al menos 12 horas, por lo que mi consejo es que preparéis la masa un día, y la frias al día siguiente. O mejor aún, freir la mitad al día siguiente y la otra mitad a los 2 días.

- En relación al consejo anterior, ¿Por qué es mejor freir la masa en 2 días? Pues porque es muy importante que comamos la leche frita caliente o templada. Fría no está tan rica.

- Cuando cortemos la masa es mejor que los trozos no sean mayores a 4 cm. Se rebozarán y se freirán mejor que si cortamos trozos muy grandes.

- Este no es un consejo de mi abuela porque de aquella no creo ni que existiera lo que te voy a comentar. La leche frita es un dulce, como ya te habrás supuesto, bastante calórico. Si queréis hacerla un poco más saludable sin perder sabor podéis cambiar el azúcar por eritritol. Es posiblemente el mejor endulzante que existe actualmente ya que su textura es igual a la del azúcar, su dulzor es muy muy parecido, no deja el regusto (aftertaste) que dejan otros edulcorantes, se puede cocinar y no provoca las molestias gastrointestinales de otros polialcoholes. Pero tiene que ser eritritol de verdad, no la cosa esa que tiene Mercadona a la que llama Eritritol de Stevia.


Y hasta aquí los consejos, ¡Vamos con la receta!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Vamos a empezar poniendo en un cazo la leche (aunque no toda, dejamos un poquito para el paso 2) , la cáscara de limón (recuerda, sin la parte blanca) y si has querido utilizar canela, la rama de canela.
  2. Acercamos el cazo al fuego y lo dejamos a fuego lento. Un poco antes de que hierva retiramos el cazo y lo tapamos durante 5 minutos.
  3. Retiramos la cáscara de limón y la rama de canela si has optado por ella.
  4. Añadimos el azúcar (o el eritritol si decidimos sustituirlo) y la mantequilla (no usar margarina) y volvemos a poner el cazo en el fuego. De nuevo a fuego lento mejor.
  5. Cuando esté a punto de cocer agregamos la maicena disuelta con un poco de leche. Con un vaso de leche es suficiente. Es importante que quede bien disuelta antes de agregarla al cazo.
  6. Dejamos cocer 5 minutos a fuego lento sin dejar de mover. Es muy importante que no dejemos de remover en ningún momento. Si tenemos varillas para hacerlo mucho mejor.
  7. Pasado este tiempo, se vierte en una besuguera de forma que quede del grueso de un dedo. Si no tenemos besuguera, nos sirve una fuente normal o un molde de silicona, pero que sean amplios para que nos quede el grosor de un dedo comentado.
  8. Envolvemos la masa en film transparente y ahora toca dejarla enfriar en el frigorífico durante al menos 2 horas, aunque como he comentado, mejor dejarla reposar al menos 12 horas.
  9. En una sartén que sea un poco grande ponemos el aceite a calentar a fuego alto.
  10. Sacamos la masa y la cortamos en cuadrados de unos 4 cm de ancho como máximo.
  11. Una vez tenemos la masa cortada, pasamos cada trozo por el huevo batido y el pan rallado, y los ponemos a freír. El aceite debe estar caliente, pero sin que salga humo de él.
  12. Vamos sacando cada trozo y los vamos colocamos en un plato con un papel de cocina que absorva el exceso de aceite.
  13. Y listo. ¡Ya tenemos nuestra leche frita de la abuela! Servimos los trozos templados y espolvoreados en azúcar (o si nos hemos quedado con aún más ganas de canela, también puedes echarle un poco de canela molida mezclada con el azúcar).
  14. Llega el momento de probarla y disfrutar ¿Qué te ha parecido? Deliciosa ¿verdad? ¡Déjamelo en los comentarios! ¡Qué la disfrutes!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.