Receta de mejillones cocidos thermomix

Mejillones cocidos Thermomix

Thermomix 1019 Última Actualización: 13/06/2023 Creado: 13/06/2023
Mejillones cocidos Thermomix
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 45
  • Tiempo de Cocinado: 25
  • Calorías: 330
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

El mejillón tiene una importancia capital en la gastronomía española, reconociéndose a través de diferentes nombres en las regiones de tradición marinera: mojojón o muskullo en País Vasco, clóchina o clotxina en Barcelona y Comunidad Valenciana y mexillon en Galicia. Este molusco bivalvo se desarrolla a lo ancho de las costas rocosas de todo el mundo, cultivándose con extraordinarios resultados para consumo humano en las conocidas como bateas o mejilloneras.

Al igual que el resto de las especies de bivalvos, se alimenta desplegando sus dos conchas, filtrando el agua del mar rica en plancton a través de sus branquias, ya sea de origen animal o vegetal, por lo que cabría considerarlos como omnívoros. El dimorfismo sexual no es demasiado evidente, pero no pasa desapercibido una vez lo conocemos, encontrando en las hembras un color anaranjado más saturado que en los machos, que tienden a presentar un aspecto más pálido.

Pese a lo laborioso de su limpieza, siguen gozando de una presencia abultada en las cartas de bares y restaurantes, entusiasmando a foráneos y turistas extranjeros. Los mejillones al vapor bien podrían representar la gastronomía malagueña, tan rica en buenas virtudes. Aquí, se hace patente el dicho de que en la sencillez está el buen gusto, aderezándose tan solo con un chorrito de limón. No es de extrañar que existan indicios inequívocos de su consumo desde el Paleolítico.

Podemos localizar en el mercado 3 o 4 variedades, sin embargo, el más frecuente en las pescaderías españolas, es el mejillón mediterráneo, cultivado en la costa gallega y a lo largo de todo el litoral mediterráneo. Eso sí, indiscutiblemente apostaremos siempre que se pueda por especímenes de gran envergadura; cuanto más grandes, mejor. Afortunadamente, el mejillón es uno de los pocos productos del mar que continúan siendo accesibles para todos los bolsillos.

De septiembre a abril es la época más propicia para su consumo, guardando una mayor calidad y mejor precio debido a su abundancia. Al regresar del mercado llega la faena, es decir, la limpieza concienzuda de las barbas o filamentos, antaño utilizadas para la confección de tejidos. A la concha del mejillón se adhieren otros seres vivos, como los serpúlidos, responsables de esos tubos calcáreos blancos y serpenteantes que observamos en casi todas las conchas.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. El quid de la cuestión en esta receta pasa sobre todo por la conservación, almacenamiento y limpieza del producto, más que de la propia elaboración en sí. Idealmente, adquiriremos los mejillones el mismo día que vayamos a consumirlos, envolviéndolos en un paño húmedo o la misma malla bien apretados dentro de un bol en el frigorífico, manteniéndolos así vivos.
  2. Inspeccionaremos los mejillones uno a uno, descartando aquellos que presenten alguna fractura en la concha, así como los que desprendan olor a putrefacción. Como cualquier otro organismo filtrador, para garantizar su frescura desprenderá un acentuado y embriagador perfume a mar. De toparnos con alguno semiabierto, lo golpearemos suavemente para comprobar si está vivo.
  3. Seguidamente, los introduciremos en un barreño amplio y los remojaremos con abundante agua fría, eliminando en primera instancia los pequeños sedimentos y la tierra. Por supuesto, los desbarbaremos, preferiblemente con una tijera, y no tirando de ellas, puesto que podríamos desgarrar la carne del mejillón. Nos proveeremos también de un estropajo nuevo.
  4. Con la parte más abrasiva, incidiremos en la concha hasta dejarla razonablemente limpia, eliminando las formaciones calcáreas con una puntilla, pero no con el filo, sino con la parte contraria, para no mellarlo. Nuevamente, repasaremos con el estropajo o una nana en caso de que la suciedad se resistiera, pasándolos finalmente por un chorro de agua fría, quedando impolutos.
  5. Dispondremos los mejillones escurridos en el recipiente Varoma, vertiendo a continuación el vaso de agua y, opcionalmente, el albariño, el cual podríamos sustituir por ribeiro o txakoli. Colocaremos el varoma en la posición correcta, programando el robot con función Varoma, velocidad 1, durante unos 20 - 25 minutos, o hasta que todos los mejillones se abran de par en par.
  6. Esta receta admite pequeñas variaciones que consiguen convertir el plato en algo radicalmente distinto, como la que incluye un pequeño sofrito previo de ajo laminado. Como sugerencia de presentación, acomodaremos los mejillones en un plato largo para servir al centro, y acompañaremos con unos gajos de limón y un par de ramitas de cebollino (o el mismo picado).
  7. ¡Qué aproveche!

Aclaración sobre el uso de Thermomix en mis recetas

Quiero dejar claro que las recetas que aparecen en mi blog hechas para Thermomix no están patrocinadas, avaladas ni afiliadas de ninguna manera con Vorwerk, la empresa que fabrica y comercializa los robots de cocina Thermomix.

Las referencias a Thermomix en este sitio web y en mis recetas tienen como único propósito informar al lector sobre el electrodoméstico específico que se ha utilizado en las pruebas de cocina para obtener los resultados que describo. El uso del nombre y la marca Thermomix es meramente descriptivo y siempre con pleno respeto a la marca registrada y sus titulares.

Si tienes un modelo diferente de robot de cocina, podrás adaptar estas recetas a tu equipo siguiendo las instrucciones del fabricante. Las marcas y nombres de productos mencionados en este sitio web son propiedad de sus respectivos titulares. Este sitio no está afiliado ni respaldado por ningún titular de marca registrada.

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.