Receta de mermelada de naranja amarga

Mermelada de naranja amarga

Postres 1520 Última Actualización: 23/10/2023 Creado: 23/10/2023
Mermelada de naranja amarga
  • Raciones: 24 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 18
  • Tiempo de Cocinado: 60
  • Calorías: 320
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

La mermelada de naranja amarga complace gustos peculiares, entusiasmando a unos y causando repulsión en otros. Solemos atribuir a estas confituras un sabor predominantemente dulce, no obstante, al igual que ocurre con la mermelada de limón, puede confluir con un retrogusto amargo. Durante siglos su uso estuvo restringido ámbito ornamental, abriéndose paso más tarde como planta medicinal de la que se aprovechaban las flores y la cáscara para realizar infusiones.

Con el paso del tiempo consiguió hacerse un hueco en la cocina, convirtiéndose en protagonista de confituras, mermeladas, mieles y licores. Curioso resulta también su manejo en la dietética, revelándose como un gran aliado en las dietas hipocalóricas, gracias a su acción como supresora del apetito. En el mercado podemos encontrar hasta cuatro variedades de relevancia, algunas de ellas muy cotizadas, como la bergamota, de la cual se extrae un aceite usado en la alta perfumería.

Como fruta de consumo regular, la naranja dulce presenta más beneficios, destacando su alto contenido en vitamina C y antioxidantes, aunque la amarga puede resultar ideal si lo que pretendemos es llevar a cabo una mermelada. En España las primeras referencias acerca de la mermelada nos llevan a Murcia, en un viaje en el tiempo hasta 1238, con Ibn Razin al - Tuyubi, en la obra Relieves de las mesas. Originalmente, no era más que un método de conservación.

Diversas culturas se interesaron fervientemente por este método de conservación, desde sus genuinos precursores, los egipcios, pasando por romanos y griegos, culminando en la Edad Media, época en la que jaleas y mermeladas vivieron un pleno apogeo. Seguramente, el descubrimiento y popularización del azúcar de mesa tuviera mucho que ver con esta expansión. Mucho ha llovido desde entonces, sin embargo, la mermelada sigue formando parte indispensable de los desayunos.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Comenzaremos lavando y cortando las naranjas en rodajas muy finas, empleando para ello una mandolina o en su defecto un cuchillo muy bien afilado. A continuación, lavaremos el romero, introduciéndolo en una gasa blanca apta para uso alimentario, realizando un atillo con él.
  2. Echaremos las rodajas en una cazuela cubiertas con el agua junto a las ramitas de romero, llevándolo a ebullición a fuego medio durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo, retiraremos el romero y taparemos la olla, dejando que repose durante toda la noche para asentar los sabores.
  3. A la mañana siguiente, llevaremos nuevamente la mezcla a ebullición, añadiendo además el azúcar y el zumo de limón, cociéndolo durante otra media hora o hasta que la mermelada coja cuerpo. Removeremos cada poco tiempo con una cuchara de madera y desespumaremos la superficie.
  4. Para comprobar el punto de la mermelada, cargaremos una cuchara y la expandiremos dibujando una línea sobre un plato frío, cerciorándonos de que mantiene la forma. Verteremos la mermelada aun caliente en vasos esterilizados, tapándolos y dejando que se enfríen boca abajo 24 horas.
  5. Si no deseamos que la mermelada contenga tropezones, tan solo tendremos que pasar el resultado por una batidora o pasapurés, retirando previamente la corteza si el sabor nos parece demasiado amargo. Con este método podrá conservarse por aproximadamente 1 año.
  6. Ahora podrás disfrutar durante todo el año de una exquisita mermelada de naranja amarga para endulzar desayunos y meriendas. Quedará deliciosa sobre unas tostadas de pan brioche, con unas tortitas o, incluso, como acompañamiento para quesos fuertes, cuajadas o platos de carne.
  7. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.