Receta de spanakopita

Spanakopita

Otras 337 Última Actualización: 30/01/2024 Creado: 30/01/2024
Spanakopita
  • Raciones: 12 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 22
  • Tiempo de Cocinado: 45
  • Calorías: 320
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

La cuenca del Mediterráneo es la cuna de la civilización occidental, abarcando todos los territorios cuyas aguas van a morir al mar Mediterráneo, abarcando la práctica totalidad del sur de Europa. Antiguamente, constituía un paso marítimo primordial, pues conecta tres continentes, dando lugar a una eclosión cultural sin precedentes, también en lo que atañe a la gastronomía. El frecuente intercambio de productos en la región culminó con la consagración de la cocina mediterránea.

Muchas veces se fija el punto de partida de este fenómeno en la Antigua Grecia, impulsores, entre otras cosas, de la veneración por la cocina local, idea precursora de las denominaciones de origen. La spanakopita, un pastel de espinacas elaborado con pasta filo, representa la punta de lanza culinaria de un país que aboga sin titubeos por el producto fresco y de proximidad. Tan común resulta allí esta preparación, como aquí el sacrosanto jamón, las croquetas o la tortilla de patatas.

En su interior alberga un delicioso, saludable y equilibrado relleno a base de espinacas, queso feta, cebolleta y eneldo, convirtiéndose en un bocado ideal para llevar contigo a un picnic o celebración. A decir verdad, la pasta filo, una masa cocida realizada a base de agua, harina y sal, de consistencia maleable y fina, es originaria de Turquía, Oriente Medio y el Magreb, adoptándola en Grecia por una mera y fortuita cuestión de proximidad, empleándose en postres y platos salados.

Circulan por internet multitud de versiones o adaptaciones de la spanakopita, unas más auténticas que otras, aunque tampoco existe una receta canónica como tal, no obstante, es imperativo poner en valor los ingredientes que la componen. Afortunadamente, y pese a que la pasta filo o el queso feta puedan sonar muy exóticos, es posible encontrarlos en cualquier supermercado. De lo contrario, siempre podríamos sustituir la masa filo por pasta brick y el queso feta por ricota.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Precalentaremos el horno a 180º, con calor arriba y abajo, sin función de aire. Por otro lado, agarraremos un molde, preferiblemente redondo, de unos 35 cm de diámetro, untándolo con aceite por toda la superficie. Otra opción pasaría por utilizar la típica fuente refractaria de horno.
  2. Usaremos pasta filo preparada, aun así, resulta posible prepararla en casa, sin embargo, es una opción que descarto dada la complejidad que entraña, antojándose difícil que el resultado iguale, muchos menos supere, al de la pasta ya preparada. Igualmente, puede sustituirse por pasta brick.
  3. Seleccionaremos espinacas tiernas y, por ende, pequeñas, despojándolas de las pencas. Aquí tendremos dos opciones, o bien frotarlas con los dedos, ayudándonos de sal gorda o, en su defecto, si fueran demasiado bastas, escaldándolas por un 1 minuto y escurriéndolas a conciencia.
  4. En un cuenco dispondremos las espinacas perfectamente escurridas si hemos recurrido a la cocción para ablandarlas, ya que el exceso de agua podría empañar el resultado. Al mismo tiempo, incorporaremos las cebolletas picadas en juliana, seguidas del queso, los huevos y la mantequilla.
  5. Adicionalmente, añadiremos el eneldo y el perejil en proporciones variables, en función, claro está, de los gustos personales. A muchos tal vez les parezca una cantidad exagerada, por lo que podemos recortar, especialmente eneldo, si no estamos habituados a ese sabor tan fresco.
  6. Salpimentaremos con una mano mientras con la otra vamos mezclando con brío para que los ingredientes queden repartidos de manera uniforme. Abriremos el paquete de masa filo, separando la primera hoja y acomodándola en la base del molde, pintándola con aceite.
  7. Os aconsejo verter un poco de aceite en un vaso, valiéndonos de una brocha para extenderlo por las láminas. Continuaremos apilando una lámina tras otra, hasta llegar a la mitad, repitiendo el proceso de pintado en cada una de ellas. Recuerda no cargar excesivamente la brocha con aceite.
  8. Extenderemos el relleno de espinacas con una lengua, procurando compactarlo un poco, tras lo cual, proseguiremos con las láminas, superponiéndolas una encima de otra esta vez en la capa superior, pintándolas asimismo con aceite. Enrollaremos la pasta que sobresalga por los lados.
  9. Dado que el molde no tendrá un diámetro capaz de cubrir el total del diámetro de las láminas de pasta, se producirá un exceso de la misma en todo el perímetro, haciéndose necesario que lo arruguemos, de manera parecida a como procederíamos con una empanada o empanadilla.
  10. Si así lo queremos, marcaremos el pastel en 12 raciones, pintando sobre la superficie de la última lámina con aceite, rociándolo a la vez con un poco de agua, mejor si es en spray para no encharcarlo. Hornearemos entre 30 y 45 minutos, o hasta que se encuentre perfectamente dorado.
  11. Como sugerencia de presentación, te proponemos servirlo templado o a temperatura ambiente, conservándolo en un tupper de cristal con tapa hermética. Acompaña a las mil maravillas con una ensalada compuesta por brotes verdes, tomate y algún elemento proteico, como la melva o atún.
  12. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.