Cómo cocer bígaros para que te queden perfectos

Artículo: Cómo cocer bígaros para que te queden perfectos

bigaros.jpg

 

Hoy os voy a enseñar cómo cocer bígaros de forma sencilla, para que salgan enteros y os queden perfectos.

Si lo hacéis de esta forma ,además de enteros, tendrán un sabor más intenso y una textura aún más tierna que hará que disfrutéis al máximo de este marisco.

Antes de nada, dejadme que os hable un poco de este molusco para que los conozcáis un poco mejor.

 

¿Qué son los bígaros o caracollillos de mar?

También llamados caracolillos de mar, los bígaros son un molusco gasterópodo, univalvo, del tamaño aproximado de una canica, caracterizados por poseer un sabor medianamente intenso característico a mar y una textura suave y agradable en la boca.

Se suelen encontrar adheridos a las rocas, y son muy comunes especialmente en la zona noroeste de España, especialmente en Galicia y Asturias, donde también se les conoce con los nombres de caramuxos.

Nutricionalmente hablando aportan apenas 79 kcal. cada 100 g. y presentan tan solo 1g. de grasa, presentando un contenido elevado en proteínas y minerales como hierro, calcio, magnesio, zinc o fósforo, tiamina, riboflavina, vitamina B12 y E.

Os dejo una pequeña tabla por si queréis saber un poco más sobre este tema:

Composición nutricional de los bígaros

 

¿Cómo cocer los bígaros?

Lo primero de todo, ¿qué necesitamos para cocer bígaros? Para ello vamos a necesitar:

  • 1/2 Kg de bígaros frescos
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • 1 l. de agua

Lo primero que debemos hacer es limpiar los bígaros con agua. Para ello, los pondremos en un escurridor debajo del chorro de agua, preferiblemente fría, y los lavaremos bien hasta quitarles toda la suciedad y restos de arena.

Después de esto, pondremos los bígaros en un recipiente con abundante agua y sal, y los dejaremos ahí durante al menos 10 minutos. Si tenéis en casa agua con gas, podéis meterlos en 1 litro de la misma con 70 g. de sal y el resultado será aún más satisfactorio.

En una olla, ponemos agua suficiente a hervir. Aproximadamente 1 litro de agua cada medio kg de bígaros es una buena proporción.

Cuando el agua rompa a hervir, echamos 2 cucharadas soperas de sal. Esto va un poco ya a gusto, pero particularmente considero que es la cantidad de sal perfecta para que no nos queden ni demasiados sosos ni demasiados salados. Es importante que esperemos a que el agua esté hirviendo y no echemos la sal en la olla antes de esto ya que solo retrasaría el tiempo que tardaría en empezar a hervir. También, opcionalmente, echamos las 2 hojas de laurel.

Al echar la sal, veremos que se rompe un poco el proceso de hervido, así que volvemos a esperar unos segundos a que vuelva a hervir la misma.

Cuando veamos que vuelve a hervir, es el momento de echar los caracolillos de mar.

Cuando veamos que rompe de nuevo a hervir, contamos 5 minutos desde ese instante y los retiramos a la escurridora. Si hemos puesto más cantidad, aumentaremos un poco el tiempo de cocción, de tal forma que si por ejemplo hubiéramos puesto 1 kg de bígaros, además de doblar los ingredientes que os he puesto, tendríamos que esperar alrededor de 7 minutos.

Veréis que cuando hierve el agua va a subir relativamente rápido, es por esto que es interesante que la olla no sea demasiado pequeña. Si así todo, se os fuera a derramar el agua fuera de la olla, podéis bajar un poco el fuego, pero intentando que esté lo más alto posible sin que se salga el agua.

Aunque se podrían meter de nuevo en agua fría para atemperarlos, es mejor no hacerlo porque esto le restaría un poco ese sabor a mar tan característico de los bígaros, por lo que mi consejo es emplatarlos y esperar un poco a que tengan una temperatura que se puedan comer.

 

¿Cuánto es el tiempo de cocción de los bígaros?

El tiempo de cocción óptimo es de 5 minutos desde que rompe a hervir el agua con los caracolillos de mar ya introducidos.

Como habréis visto, es importante que tomemos el tiempo desde que rompe a hervir el agua una vez que ya hemos echado los bígaros, y no desde el inicio del proceso de cocción, ya que existen muchos factores que podrían hacer que el tiempo total fuera mayor o menor. Por ejemplo, si pusiéramos a hervir el agua directamente con la sal desde un inicio, el tiempo sería sensiblemente mayor.

También es importante tener en cuenta que este tiempo es para las cantidades indicadas, de tal forma que si la cantidad de bígaros fuera mayor deberíamos aumentar el tiempo, y al contrario, si fuera menor deberíamos reducir un poco el tiempo.

El tamaño de la olla también puede influir un poco en el tiempo. Yo utilizo normalmente esta olla de 5 litros que aprovecho para recomendaros porque es excelente para todo tipo de recetas, pero si utilizarais una olla más pequeña, reducir unos segundos (unos 15 segundos) el tiempo de cocción que os he indicado.

Todo el proceso se realiza a fuego rápido. Si tuvierais que bajar un poco el fuego porque se os fuera a derramar el agua al hervir, añadid unos 20-30 segundos más al proceso de cocción.

 

Consejos si se cuecen bígaros

- El caldo podéis guardarlo para hacer un delicioso caldo de marisco.

- Personalmente creo que como más ricos están es comerlos templados justo después de haberlos cocinado. Si no se van a comer en ese momento se podrían guardar en la nevera. Para ello, esperad a que se enfríen y meterlos en un recipiente cerrado no más de un par de días.

- Si queréis congelarlos, también se puede. Esperad a que estén fríos y guardadlos en una bolsa de congelación. Es muy recomendable que cuando vayáis a consumirlos, los dejéis en la nevera hasta que se descongelen del todo, y no lo hagáis directamente dejándolos a temperatura ambiente.

- Aunque se pueden comprar ya cocidos, de verdad os recomiendo comprarlos frescos y seguir los pasos explicados en este artículo. La diferencia de sabor es muy grande, además del precio.

- Para comerlos, simplemente se les abre el opérculo, o lo que es lo mismo, la tapita negra redonda que tienen en el extremo, y con ayuda de un alfiler o palillo, pinchamos la carne y la extraemos. Veréis que es súper sencillo, y si habéis seguido los pasos que os he indicado, os saldrán enteros y deliciosos.

- Los caramuxos son ideales como entrantes y un excelente plato de marisco para celebraciones como las navideñas sin que nos tengamos que gastar demasiado dinero.

- Si no se van a consumir inmediatamente después de sacarlos y se desean comer calientes, se puede poner un paño de cocina encima de los mismos con el fin de que puedan conservar el calor más tiempo.

 

Espero que después de leer este artículo sepáis ya cómo cocer caracolillos de mar como unos maestros, y de esta forma podáis disfrutar al máximo de uno de los mejores platos de marisco. ¡Qué los disfrutéis!

 

Cristina Crespo

 

Últimos Consejos y Trucos

Anuncio

Consejos y trucos más visitados

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.