Las mejores batidoras

Artículo: Las mejores batidoras

imagenprincipalarticulobatidoras.jpg

 

Como siempre, antes de ver cuáles son las mejores batidoras, permitidme aclarar ciertas cosas como ya hice en el artículo de los mejores cuchillos de cocina y en el de las mejores ollas express.

Al final de este artículo encontraréis las que considero que son las mejores batidoras según su tipo, pero antes de llegar a ese punto, me gustaría explicaros los aspectos que debemos tener en cuenta y en los que deberíamos fijarnos a la hora de elegir una batidora para que realmente estemos satisfechos con nuestra compra.

Es importante saber que a la hora de escoger la mejor batidora de brazo, la mejor batidora de vaso y el mejor robot de cocina batidora he primado los modelos que tuvieran una perfecta relación calidad-precio, porque muchas veces, para conseguir una pequeña mejora de calidad debemos desembolsar un incremento de precio muy grande, que en muchos casos puede no merecer la pena, por lo que podéis estar seguros que los modelos que recomiendo presentan una calidad excepcional, aunque no sean los más caros del mercado.

Empecemos.

 

Como elegir la mejor batidora

La batidora o túrmix se ha convertido en un aparato imprescindible en nuestras cocinas.

Antes de la llegada de las varillas con manivela, inventadas en la Francia victoriana, las únicas herramientas para triturar, mezclar o batir eran los morteros, recipientes fabricados en piedra o metal que aún en la actualidad siguen teniendo su espacio dentro del menaje y utensilios básicos.

Las tareas como batir huevos, y especialmente montarlos, resultaban demasiado tediosas, repetitivas y cansadas, lo que motivó a muchos inventores durante la Revolución Industrial y ante el estallido de las patentes, a pensar y manufacturar mecanismos que facilitaran esta labor.

A principios del siglo XX, con la incursión de la tecnificación del hogar, aparecieron las primeras batidoras eléctricas, y entrados ya en los años 50, no había hogar americano que no tuviera su propia batidora de vaso.

En España, sin embargo, el gato al agua se lo llevaron los túrmix o batidoras de brazo, que nos posibilitan tanto mezclar como batir productos, además de elaborar salsas o liquidificar alimentos.

El mercado pone a disposición de los consumidores un amplísimo catálogo que abarca, desde sencillas batidoras de mano con 600 W, hasta modernísimos robots capaces de ofrecernos funcionalidades profesionales y programación avanzada.

 

Aspectos a tener en cuenta

Antes de dar con la batidora ideal, es conveniente que tengamos claros ciertos conceptos relacionados con su propia mecánica y finalidad.

No será lo mismo, buscar un túrmix para triturar una salsa de vez en cuando, que una mezcladora o amasadora que nos permite llevar a cabo suculentos postres con el menor esfuerzo y el mejor resultado.

Así, entendemos que las batidoras brindan un amplio espectro de posibilidades, y basándonos en nuestras necesidades específicas, presupuesto y otras cuestiones, nos decantaremos por una u otra.

Para ello, he preparado una lista con las características principales a tener en cuenta antes de comprar una batidora.

 

Potencia

Puede parecer a priori una cuestión baladí, o caer en el error de que todos los batidores tienen suficiente potencia para cubrir cualquier tipo de triturado, independientemente de la dureza del alimento, pero nada más lejos de la realidad.

Asimismo, se recomienda siempre ir hasta cierto punto sobrados de potencia, pues el motor de las batidoras es sensible y proclive a estropearse ante esfuerzos extenuantes.

Los modelos más básicos, cuentan con unos 600 W de potencia, suficientes para mezclar y triturar alimentos blandos y con relativa humedad, aunque se demuestran insuficientes para picar, por ejemplo, garbanzos para un falafel o hielo.

Para dicha misión, necesitaremos al menos una batidora de 1000 W, preferiblemente de vaso, ya que el corte genera una notable virulencia en forma de vibración.

Por otro lado, las cuchillas deben cumplir unos mínimos de calidad: ser de acero inoxidable o estar recubiertas de titanio.

En caso de no prestar atención a estas recomendaciones, posiblemente las cuchillas se acabarán dañando, invalidando de facto la garantía.

Asimismo, ciertos alimentos de alta densidad tienden a hacer trabajar en exceso a las cuchillas, por lo que insisto; mejor que sobre potencia a que falte, redundando también una vida útil más prolongada.

 

Calidad de construcción

Otro aspecto diferenciador es la calidad de construcción, y más en estos tiempos, donde las gamas de producto están muy segmentadas.

Alguna vez habremos oído hablar de la obsolescencia programada, una especie de engañifa urdida por los fabricantes, que estarían fabricando sus productos para que tuvieran una duración limitada, no más allá de la garantía.

En realidad, esto suele ser más frecuente en las gamas bajas, dado que disponen de márgenes de beneficio más estrechos y, por tanto, se requiere de una alta rotación de producto.

Esto trasluce a simple vista, observando detenidamente la construcción y materiales empleados para la misma.

El cuerpo de la batidora es quizá la parte más sensible del aparato, la cual, si el presupuesto lo aprueba, estará hecha en acero inoxidable, cosa que, por otra parte, comienza a ser habitual incluso en las gamas de acceso.

A una batidora, suele venir aparejado un vaso, a menudo construido en plástico, que recomiendo esté libre de BPA, y aún mejor si es de Pyrex, un vidrio templado de extraordinaria dureza.

 

Versatilidad

Los grandes avances en tecnología del hogar han traído consigo batidoras que despliegan una ingente cantidad de funcionalidades, las cuales, pueden resultar más o menos interesantes para según qué tipo de usuario.

Las más sencillas tienen integrado un selector de potencia, pudiendo alternar entre un funcionamiento normal y el modo turbo.

Pero no queda aquí la cosa, siendo cada vez más frecuentes los programas definidos para un trabajo en concreto, como picar hielo, smoothie o, incluso, aplicar calor, sin olvidar los destinados a la limpieza del vaso.

Muchos fabricantes montan sofisticados sistemas programables con temporizador.

Igualmente, no solo existen batidoras centradas en triturar, sino que encontramos una clase de batidoras, a menudo llamadas mezcladoras o robots de cocina, que están pensadas para montar, batir, mezclar y amasar, cuatro verbos que resultarán muy familiares a los aficionados a la repostería y panadería.

De estas máquinas hablaré más en detalle más adelante, haciendo especial mención a la KitchenAid, una máquina de ensueño que se configura como uno de los mejores regalos para una fecha señalada.

 

Accesorios

En la lista no podían faltar los accesorios, elementos adicionales que podrían decantarnos por un modelo u otro.

Imprescindible es, claro está, el vaso, que está incluido en la inmensa mayoría de batidoras del mercado.

Si acostumbramos a montar claras, nata o similares de manera esporádica, y sin demasiadas pretensiones, a lo mejor nos convence un modelo provisto de varilla.

Del mismo modo, suele ser usual incluir ya un vaso cerrado con cuchilla, accesorios que evitará salpicaduras con alimentos muy húmedos o calientes.

Existen otra serie de accesorios que tampoco es necesario mencionar, debido a que cada fabricante incluye los suyos propios.

 

Tipos de batidora

Batidora de brazo o Túrmix sencilla

La que probablemente todos conocemos, la más socorrida, ligera y útil de todas, el túrmix o batidora de brazo.

Está diseñada mediante un cuerpo alargado en el que se encaja un brazo extraíble que monta una cuchilla en el extremo.

Los modelos más completos añaden una serie de accesorios de relativa utilidad como la varilla para batir y/o un vaso adaptable para picar.

Su homóloga de repostería sería la típica batidora amasadora concebida en horizontal.

Parten de los 600 W de potencia, moviéndose en una medianía que rara vez supera los 1000 W, al menos en el ámbito doméstico. No puede faltar en ninguna casa debido a su practicidad.

 

Batidora de vaso o Americana

Las batidoras americanas o de vaso, como su propio nombre indica, gozan de gran popularidad en Estados Unidos y las habréis visto en mil películas, no obstante, cada vez es más habitual verlas en Europa.

Se componen de una base en la que se encuentra el selector de potencia entre otras posibles funciones, con un vaso acoplado que trae una tapa hermética.

Basta introducir los ingredientes por el bocal del vaso y girar el dial, presentándose como una opción limpia y potente si la comparáramos con el túrmix.

Incluso no es raro que cuenten con funcionalidades extra para picar hielo o hacer smoothies, amén de un programa de autolimpieza que gustará a los amantes del hogar inteligente.

 

Robot de cocina batidora

Por último, tenemos los robots de cocina batidora, donde reinan Kenwood y la mencionada KitchenAid, electrodomésticos muy versátiles que permiten amasar con gancho, mezclar con el acople en forma de K, emulsionar y texturizar con unas varillas, amén de cortar, picar, rallar o triturar, características estas últimas que podremos exprimir gracias a los accesorios adicionales.

Probablemente, Keenwood nos deleite con más funciones a un coste más bajo, alzándose con el galardón de robot batidor con mejor relación calidad/precio, a pesar de ello, a KitchenAid la fama le precede, y sigue siendo por méritos propios la amasadora más deseada.

 

Las mejores batidoras según su tipo

He hecho una radiografía general del mundo de las batidoras, haciendo hincapié en sus defectos y flaquezas, así como en sus usos recomendados.

Tomando estas referencias, y teniendo muy presente la relación calidad/precio, se ha confeccionado una lista que trata de reunir a los máximos exponentes de cada categoría.

A continuación, reseñaré los tres productos, considerados las mejores batidoras de su clase.

 

La mejor batidora de brazo

Bosch MaxoMixx  (Ver batidora de brazo)

Bosch es sinónimo de calidad. El fabricante alemán cuenta con una dilatada experiencia en la fabricación de pequeños electrodomésticos, donde destacan sus batidoras de mano.

Con 1000 W de potencia y dos botones que permiten accionar un modo normal y otro turbo, junto a su cuchilla con tecnología antisucción la convierten en una de las mejores alternativas de la comparativa.

Viene acompañada de un accesorio picador, con el que podrás procesar hortalizas, carnes, frutos secos, ¡y hasta hielo!

Se desmonta fácilmente con un click, y su exclusiva diseño ha sido minuciosamente pensado para mitigar todos esos inconvenientes que tanto nos fastidian cuando se trata de utilizar la batidora.

En primer lugar, el sistema antisalpicaduras que se suma al ya mencionando sistema de succión, para que puedas manejarla también dentro de marmitas, cacerolas y otros recipientes de gran abertura.

No podemos pasar por alto su selector de potencia, con 12 posiciones, cada una de ellas para una receta en especial.

Completísima a un precio ajustado, y considero que totalmente indispensable en cualquier cocina.

 

La mejor batidora de vaso

Moulinex Perfect Mix  (Ver batidora de vaso)

El mundo de las batidoras de vaso es vasto, con un surtido inagotable que muchas veces dificulta la elección.

Russell Hobbs, el fabricante británico que pone el acento en sus diseños vintage, parecía copar el mercado europeo, hasta que Moulinex irrumpió con la Perfect Mix, una oda a la elegancia y polivalencia.

1200 W para un aparato con acabados en acero inoxidable y vaso de vidrio de 2 L, haciendo alarde de las máximas calidades. Se sitúa a caballo entre una batidora y una licuadora, logrando salsas muy finas.

Uno de los problemas a los que se suelen enfrentar estos aparatos es el dichoso sobrecalentamiento. El cuerpo está refrigerado activamente por un sistema de aire, alargando así su vida útil.

Las posibilidades son variadas, desde un smoothie al ice crush, pasando por el programa de autoclean, todo ello dispuesto sobre un dial que nos permite controlar el batido de manera manual.

Si buscas una batidora de vaso a un buen precio, desde luego nadie da más por menos. Además, me gusta mucho la característica de esta batidora de no tener que rescatar el producto a medio triturar del fondo o las paredes.

 

El mejor robot de cocina batidora

KitchenAid  (Ver robot de cocina batidora)

Sobran las presentaciones, la archiconocida KitchenAid sigue siendo objeto de deseo para los y las cocinillas del mundo, hallándose no solo en las cocinas domésticas, sino también en alguna profesional.

Como objeto de fetiche, está disponible en multitud de colores. Llevan fabricándose la friolera de 100 años, de la mano de la compañía estadounidense Hobart Corporation, plegándose siempre a los más altos estándares de calidad.

El modelo H5, el mismo que os presento, ha revolucionado el mundo de las amasadoras.

Se desenvuelve con soltura en las tareas más complejas, como el amasado, el batido y el mezclado.

Dispone de 10 velocidades, y una cuba de acero inoxidable con capacidad para 4,8 litros, suficiente para una familia o pequeño negocio.

Llama la atención su cabezal reclinable, que nos da acceso fácil al bol, al igual que sus fantásticos accesorios: gancho, batidor de varillas y batidor plano.

No tengo mucho más que decir sobre este robot, porque cualquier amante de la cocina sabe la maravilla que es. Si realmente te gusta la cocina, especialmente los postres, date el capricho porque no te arrepentirás.

 

 

Y hasta aquí este artículo sobre las mejors batidoras.

Espero de corazón que te haya servido de ayuda y si así ha sido no dudes en seguirme en Instagram para recibir las mejores recetas de la abuela donde encontraréis un montón de recetas en las que sacar todo el partido a vuestras nuevas batidoras.

Y si te gustan los postres, donde aún le podrás sacar más partido a tu batidora, te invito a visitar mi blog de postres donde encontraréis increíbles recetas explicadas paso a paso.

Gracias por leerme.

 

Cristina Crespo

 

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.