Receta de patatas a la importancia receta de la abuela

Patatas a la importancia Receta de la Abuela

Patatas 2787 Última Actualización: 29/06/2022 Creado: 29/06/2022
Patatas a la importancia Receta de la Abuela
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 20
  • Tiempo de Cocinado: 30
  • Calorías: 400
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

La receta de patatas a la importancia tiene su origen en Castilla y León, regiones que, por otra parte, producen actualmente el 30% de la patata nacional.

El hambre campaba a sus anchas en aquella España de posguerra.

La patata se convirtió en el principal aliado para paliarla, y con ella, surgieron multitud de platos que aun a día de hoy perduran.

En los años 40, una época de carestía en muchos hogares, las patatas, a través de platos como las patatas a la importancia, cobraron una especial relevancia en los recetarios españoles.

Este tubérculo es fácil de cultivar y muy económico, amén de proporcionarnos una dosis elevada de hidratos de carbono.

Los españoles no conocimos la patata hasta bien entrado el siglo XV, ya que hubo que traerla del nuevo continente.

Sin embargo, en contra de lo que se suele creer, la patata no gozó de gran popularidad hasta dos siglos después. Durante mucho tiempo, al igual que otros productos procedentes de Sudamérica, fue vista como un alimento de subsistencia, de último recurso.

En muchos países europeos ni siquiera se contemplaba la posibilidad de su consumo en humanos, empleándose sobre todo para dar de comer al ganado.

La patata no cobra la dimensión actual hasta Luis XVI, rey de Francia entre los años 1774 y 1789, inicia una campaña publicitaria a gran escala donde anima a los campesinos del reino a cultivarla de forma masiva.

Gracias a su alto rendimiento agrícola y facilidad de cultivo, pudo convertirse en un alimento de primer orden, al que incluso se llegó a conocer como "manzana de tierra".

A partir de ahí empezaron a desarrollarse multitud de platillos que han logrado medrar hasta nuestros días, como las riquísimas patatas a lo pobre que el otro día expliqué o esta receta de patatas a la importancia de la abuela que hoy os traigo

Como se hacen las patatas a la importancia receta de la abuela



Esta receta consta tan solo de unas patatas fritas en rodajas y una salsa sabrosa y consistente que las acompaña.

Lo fundamental en este guiso es utilizar una patata adecuada y de calidad, siendo la patata gallega y la patata agria, las más indicadas para conseguir un plato de patatas de quitarse el sombrero.

Sencillo, económico y rápido, así este plato que gusta a niños y a mayores.

¡Vamos a los fogones!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Lo primero de todo será freír las patatas. La fritura, pese a que tiene fama de ser una técnica rápida y sencilla, requiere de prestar atención a algunos aspectos relevantes. ¡No te preocupes! Voy a enseñarte a realizar una fritura perfecta. Antes de nada deberemos lavar bien las patatas.
  2. Después, las pelaremos y cortaremos en rodajas de 1 cm. de grosor. Posteriormente, y con ayuda de un colador de pasta o similar, las lavaremos con abundante agua fría para eliminar el exceso de almidón. Secaremos bien con un paño de algodón o papel de cocina. Es importante que queden perfectamente secas.
  3. A continuación, en una sartén honda pondremos abundante aceite de oliva a fuego medio. En este punto debo decir que si disponéis de una sauté mejor todavía porque aunque no es un utensilio barato merece mucho la pena y nos ayudará a que nuestras recetas queden perfectas. Entretanto, sazonaremos las patatas y las iremos pasando por harina y huevo. Primero, harina, escurriendo bien el sobrante, y finalmente, por huevo. Las freiremos en tandas, tratando de no amontonarlas para que el aceite no baje bruscamente su temperatura. No buscamos en esta ocasión una fritura fuerte, con tonos dorados intensos, sino un ligerísimo tono ámbar, ya que luego cocinaremos nuestra patata en la salsa.
  4. Las iremos retirando a un plato con papel absorbente, y de nuevo, evitaremos agolparlas, creando una sola capa de patatas. Todo esto es necesario si no queremos que absorban demasiado aceite, cosa que además de incrementar en exceso el aporte calórico del plato, lo haría bastante indigerible. Aprovechando este mismo aceite, cortaremos en pequeños trozos la rebanada de pan y los freiremos.
  5. En una cazuela o sauté, pondremos un chorrito de aceite de oliva a fuego medio. Al mismo tiempo, cortaremos las cebolletas en juliana, que añadiremos a la cazuela cuando haya tomado un poco de temperatura. Como la cebolleta se cocina enseguida, hay que estar también con el ajo preparado, que habremos cortado en láminas. Por último, añadiremos el jamón cortado en tacos. Rehogaremos unos segundos.
  6. Llegados a este punto, podemos mojar nuestro guiso con agua o con caldo. Para hacer la receta más rápida y sencilla, he optado por añadir agua, pero debes saber, que si emplearas un caldo de pollo o jamón, el guiso ganaría enteros. Tras verter el agua, iremos colocando las patatas con cuidado, evitando de nuevo apelotonarlas, para que no se rompan y se cocinen todas por igual.
  7. Ahora vamos a darle alegría al guiso, preparando para ello un majado. En un mortero ponemos el pan frito anteriormente, las almendras, el azafrán, el vino, el perejil y una pizca de sal. Machacamos todo bien hasta forma una pasta homogénea. La agregaremos al guiso asegurándonos de que se ha disuelto en el agua. Pondremos una tapa y contaremos al menos 20 min.
  8. El tiempo de cocción es orientativo, ya que depende de varios factores, como el tipo de patata, su grosor o el golpe de fritura que le hayamos dado previamente. Es fácil saber si la patata está hecha. Con un palillo, cuchillo o tenedor, pinchamos una de ellas, y si se parte, significa que está en su punto óptimo. Apagaremos el fuego y serviremos caliente.
  9. Este plato puede servir para guarnecer una carne o pescado, o incluso como plato principal. Te aseguro que está absolutamente delicioso. Aquí te he mostrado la receta más tradicional, pero existen tantas maneras de elaborar estas patatas a la importancia como abuelas hay en España. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.