Receta de ropa vieja de la abuela

Ropa vieja de la abuela

Carnes 4091 Última Actualización: 09/09/2023 Creado: 06/09/2023
Ropa vieja de la abuela
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 12
  • Tiempo de Cocinado: 20
  • Calorías: 450
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Hoy os traigo una receta de ropa vieja de la abuela que, en su sencillez, encierra todo un legado de ingenio y tradición.

Pero como siempre, antes de ver cómo hacer ropa vieja de la abuela, vamos a conocer mejor este tradicional plato.

En una época donde la comodidad y la abundancia son la norma en muchos lugares, es fácil olvidar el valor del ingenio y la creatividad en la cocina. Esta comodidad a menudo sofoca nuestra habilidad para innovar, especialmente cuando se trata de preparar comida.

Muchos platillos hoy consagrados nacieron a la luz de la carestía, en un alarde de ingenio desbordante propiciado por las propias circunstancias.

Dentro de las recetas de aprovechamiento podemos destacar delicias como por ejemplo las croquetas o las torrijas, pero también la en ocasiones olvidada ropa vieja.

Este concepto, que permeó en la península y algunos rincones de Sudamérica, reúne en un único plato todas las sobras, principalmente del puchero andaluz y del cocido en Castilla.

De aquí surgen diversas variantes que convenientemente se adaptan a los guisos locales, dando lugar a un amplio abanico de opciones basadas en la cocina de subsistencia.

Unos pocos quizá se muestren escépticos ante la idea de transformar y regenerar unas sobras que, en el mejor de los casos, habrían servido para alimentar a nuestro perro.

Cómo hacer la receta de ropa vieja de la abuela


La receta de ropa vieja rebosa austeridad, sin embargo, no desmerece en absoluto en cuento a calidad gustativa y nutricional.

Por increíble que pueda parecernos, la ropa vieja de la abuela posee un carácter propio, pudiendo convertirse en un bocado tanto o más atractivo que el cocido o puchero del que proceden sus ingredientes.

A su vez, si nos acabamos volviendo fieles y devotos de la ropa vieja, siempre podemos prepararla sin necesidad de contar con las sobras de un guiso.

Asimismo, como pasa con buena parte de la cocina popular, no encontramos una receta canónica para seguir al pie de la letra.

En cualquier caso os traigo quizá la receta más clásica y tradicional, sin demasiados alardes, que bebe directamente del clásico y querido cocido madrileño.

Vamos a ver cómo hacer este fantástico plato de cuchara.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Listados los ingredientes, queda meridianamente claro los derroteros de la receta. Consta básicamente de un sofrito más las añadiduras del cocido. Comenzaremos preelaborando las carnes, desmenuzando la gallina o pollo y el morcillo con las manos, hasta obtener hebras parecidas a las de una carne mechada. El chorizo o la morcilla los cortaremos en rodajas y el tocino en tacos.
  2. Cortaremos en brunoise la cebolla, el pimiento y los ajos, sofriéndolo todo en un sauté o sartén un poco alta a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Aquí si buscamos un sofrito con matices tostados, por lo que doraremos las verduritas removiéndolas constantemente para que se doren uniformemente y conformen una especie de compota de color oscuro muy sápida y profunda.
  3. A continuación, freiremos el tomate que previamente habremos pelado, despepitado y cortado en concassé. Subiremos el fuego al máximo y evaporaremos toda el agua que contiene, permitiendo que los azúcares se caramelicen y torne en un color más saturado. Una vez frito, incorporaremos las hojas de laurel, la gallina y la carne de res deshilachada anteriormente, removiendo bien.
  4. Además, agregaremos el chorizo y el tocino, con cuidado de no deshacerlo. Verteremos el vino blanco y mantendremos el fuego vivo para que se evapore por completo. Seguidamente, echaremos la cucharadita de pimentón, meneándolo rápidamente para que no se queme. Salpimentaremos y espolvorearemos especias al gusto, donde tiene cabida el comino.
  5. Personalmente, aparte de lo descrito, me gusta cascar un huevo en la sartén ya fuera del fuego, sumándole de este modo jugosidad. Tampoco está de más reservar un poco del caldo de puchero para añadirlo y darle un poco más de enjundia. Como sugerencia de presentación, te propongo servir la ropa vieja guarnecida con unas patatas fritas, alubias o arroz pilaf.
  6. Remataremos el plato con un poco de perejil picado fresco. Como comentaba en la introducción, es un platillo capaz de adoptar multitud de formas. Incluso, podemos darle una vuelta de tuerca, prescindir de la proteína animal, y resolver una receta vegetariana muy saludable. A su vez, se descubre como un relleno fantástico para, por ejemplo, unas tortillas mexicanas.
  7. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.