Receta de sardinas en salsa verde

Sardinas en salsa verde

Pescados 379 Última Actualización: 20/02/2024 Creado: 20/02/2024
Sardinas en salsa verde
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 25
  • Tiempo de Cocinado: 45
  • Calorías: 420
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Los que lleven un tiempo siguiendo al blog sabrán de mi devoción por los productos frescos del mar, especialmente por aquellos que, tradicionalmente, han sido populares en otro tiempo entre menesterosos. La sardina, efectivamente, representa la humildad consumada, sin que eso suponga un agravio comparativo, pues nadie pondría en duda sus extraordinarias cualidades. En España gozan de un estatus envidiable, con numerosos caladeros a lo largo del Atlántico y Mediterráneo.

A menudo, por la facilidad de consumo, recurrimos las también riquísimas conservas, sin embargo, sobre todo cuando se encuentra en temporada, que va desde finales de marzo a noviembre, a todos se nos antojan unas sardinas frescas. No solo destacan por una carne suave y aromático, sino que además nos obsequian con infinidad de micronutrientes de alto valor biológico. Tanto es así, que la Fundación Española de Nutrición, recomiendo consumirlas dos o tres veces por semana.

De entre todos sus nutrientes, conviene ponderar el omega-3, un demostrado aliado en la lucha contra el colesterol y enfermedades como la artritis. Asimismo, encontramos vitamina B12 en abundancia, imprescindible para la formación de glóbulos rojos y solo presente en productos de origen animal. Tampoco están faltas de calcio y vitamina D, mejorando así la salud de nuestros huesos. Ricas en buenas virtudes, las sardinas son una gran fuente de sustancias beneficiosas.

Las sardinas pueden presentarse en multitud de formas; fritas, asadas, a la plancha, ahumadas o escabechadas, a cuál más cautivadora. Cuando las adquirimos frescas, tenemos que fijarnos en su carne, que debe lucir firme, con rigidez al sostenerla, pudiendo reflejarnos en el brillo de sus ojos. Bendecidos por la diosa fortuna, España puede presumir de las mejores sardinas del mundo. Hoy, preparemos unas sardinas en salsa verde; exquisitas, fáciles de elaborar, y siempre económicas.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Primero, comenzaremos preparando la salsa verde. Llevaremos a ebullición en un cazo pequeño todas las hierbas, blanqueándolas durante 30 segundos para quitarles la fuerza. Inmediatamente después, las retiraremos a un cuenco repleto de agua con hielos, dejándolas en remojo 2 minutos.
  2. Escurriremos las hierbas, poniéndolas en un procesador de alimentos junto al aceite, la guindilla, seguida de la corteza de limón sin el albedo y las anchoas, triturándola hasta obtener una pasta. Verteremos la salsa en un cuenco, añadiendo las alcaparras y el zumo de limón, removiéndolo.
  3. Conservaremos la salsa en el frigorífico mientras preparamos la ensalada de tomate, un acompañamiento ideal para este plato. Cortaremos los tomates a la mitad, disponiéndolos en un cuenco, mezclados con la cebolla cortada en juliana muy fina, endureciéndola en un baño de hielo.
  4. De este modo, además de lograr un bocado más crujiente, le restaremos parte del picor. Por otro lado, preparemos la vinagreta, mezclando el aceite y el vinagre en un tarro, salpimentándolo y agitando vigorosamente para emulsionarla. Es un fantástico truco para que no se disocie.
  5. Verteremos sobre la ensalada, removiendo con dos tenedores de abajo hacia arriba. Salpimentaremos las sardinas abiertas, con las espinas y evisceradas, pasándolas por la harina y finalmente por el huevo. Calentaremos abundante aceite a 180º en una sartén antiadherente.
  6. Freiremos las sardinas en tandas, dándoles entre 1 y 2 minutos por lado, en función del tamaño de las mismas y la temperatura del aceite. Una vez fritas, iremos acomodándolas en un papel provisto de papel de cocina absorbente, procurando que no transcurra mucho tiempo para montar el plato.
  7. Si permitimos que la fritura permanezca mucho tiempo al aire, la textura crujiente se tornará en algo blanduzco. Como sugerencia de presentación, te proponemos colocar dos sardinas por plato, regándolas con un poco de la salsa verde, guarnecidas con la ensalada. Espolvorea la mejorana.
  8. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.