Receta de coca de mollitas

Coca de mollitas

Postres 482 Última Actualización: 10/01/2024 Creado: 14/12/2023
Coca de mollitas
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 20
  • Tiempo de Cocinado: 15
  • Calorías: 350
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

La coca de mollitas, conocida también como torta de migas, es una variedad de coca que puede encontrarse sobre todo en la provincia de Alicante. Engloban un amplio espectro de elaboraciones, desde dulces, como la coca de mollitas, hasta saladas, destacando la coca de trampó, típica de Baleares. Además, dentro de una misma comunidad, atisbamos significativas diferencias entre provincias, y a su vez, versiones diferentes en función de la localidad en concreto.

Tradicionales en la costa mediterránea española, especialmente en Aragón, Cataluña, Baleares, Andorra y, por supuesto, Comunidad Valenciana, se componen de una masa similar a la del pan, que se cuece, sustentando un amplio abanico de ingredientes. Quizá las que más hayan trascendido al imaginario colectivo peninsular sean las saladas, especialmente las que incluyen hortalizas de temporada y chacinas, no obstante, las cocas dulces no son menos habituales.

De entre todas ellas, la coca de mollitas es, sin ningún género de dudas, la más humilde de todas, elaborándose simplemente con agua, aceite, harina y vino blanco. A priori podría parecer un bocado aburrido, carente del menor interés, sin embargo, se presenta como un juego de texturas; una base fina y crujiente salpicada por migas más densas y blandas. Fechas tan señaladas en el calendario alicantino como Romería de la Santa Faz resultan propicias para degustar esta coca.

Aun así, su comercialización no se limita a esta romería o a las Hogueras de San Juan, sino que puede adquirirse durante todo el año en panaderías y bollerías, constituyendo un almuerzo o merienda usual en la zona. Más allá de la versión clásica, la cual preparemos a continuación, existen derivaciones que añaden un extra de sabor, por ejemplo, las rellenas de chocolate. Con un pequeño puñado de ingredientes conseguiremos dar forma a un producto de repostería delicioso.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. En un bol amplio dispondremos los 150 ml de aceite de oliva virgen extra, preferiblemente uno de baja acidez, seguido del vino blanco, la cucharada de sal y la levadura química, mezclándolo bien con una varilla. Continuaremos con la harina, que agregaremos de una tacada, integrándolo todo.
  2. Con los ingredientes mezclados, solo nos quedará terminar de amasarlo con las manos, volcando la masa en una mesa de trabajo previamente enharinada. Es preciso amasar a conciencia, durante al menos 10 minutos, dándole entre medias algún descanso de 3 o 4 minutos para que se relaje.
  3. Al igual que haríamos con una masa de pizza, desarrollaremos la malla glutínica estirando y plegando la masa sobre sí misma, a la vez que la golpeamos contra la mesa. Repetiremos el trabajo con brío hasta obtener una masa que no se pegue en absoluto y extremadamente flexible.
  4. Entretanto, precalentaremos el horno a 180º, con calor arriba y abajo. Extenderemos la masa sobre un papel de horno o silpat, utilizando para ello las manos. Trataremos de dejarla lo más fina posible, siempre sin recurrir al rodillo, que acabaría desgasificándola y apelmazándola en exceso.
  5. Asimismo, la coca debe lucir toscas, irregular y artesanal, algo que perderíamos de estirarla con el rodillo. Taparemos la masa con un papel film, evitando así que al entrar en contacto con el aire se reseque demasiado, aunque dado su alto contenido en grasa es algo que no debería ocurrir.
  6. Proseguiremos con las mollitas. Aprovechando el mismo bol, verteremos 60 ml de aceite de oliva virgen extra, los 160 g de harina de trigo y una pizca de sal. Mezclaremos con las manos, formando unas migas de tamaño no demasiado grande que permitan espaciarlas sobre la coca.
  7. Una vez dispersas, quedando la coca completamente cubierta por las migas, la introduciremos en el horno a altura media, muy importante, sobre una rejilla, cociéndola durante 25 minutos. Transcurrido el tiempo, tan solo nos queda cerciorarnos de que está lista, sacándola del horno.
  8. Antes de consumirla, es necesario esperar a que se enfríe a temperatura ambiente. Como sugerencia de presentación, te proponemos servirla como si de un pan se tratase. O sea, como acompañamiento para una comida o aperitivo, cubriéndola con unos pimientos rojos asados.
  9. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.