Receta de mermelada de pimientos

Mermelada de pimientos

Postres 2242 Última Actualización: 19/09/2023 Creado: 19/09/2023
Mermelada de pimientos
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 15
  • Tiempo de Cocinado: 45
  • Calorías: 320
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Dulces y deliciosas, las mermeladas forman parte inherente de los desayunos y meriendas, aunque igualmente sirven en no pocas ocasiones como contra punto dulzón a un producto salado. Uno de los anhelos del hombre antiguo, fue el de conservar la fruta, nutritiva, saludable y rica, pero perecedera por definición. Recientes estudios corroboran que las primeras mermeladas se llevaron a cabo en el Antiguo Egipto, bajo el mando de Ramsés II el Grande, hace más de tres milenios.

Promulgó la creación de una nueva figura para la elaboración de confituras, en un principio, consistentes en fruta, hierbas y algunas especias, convirtiéndose en fetiche de los faraones. No todas las frutas eran aptas para someterse a este proceso, seleccionando tan solo aquellas que demostraran una mayor jugosidad y carnosidad, como el albaricoque. Luego de extraer el hueso, la carne se introducía en agua hirviendo, para finalmente reposar en ánforas con agua almibarada.

Con la aparición del azúcar durante la Edad Media, la tarea de confitar se volvió más amena, cubriendo simplemente las frutas con abundante azúcar, dando lugar al confite. Dada la escasez del azúcar y, a menudo, de la fruta, las mermeladas solo estaban a disposición de las gentes acaudaladas, guardando sitio junto a los caramelos, almíbares y otras golosinas. Se reservaban para los grandes convites, agasajando a los comensales en una exhibición de pura ostentación.

En España el primer registro historiográfico que menciona la mermelada aparece en Murcia, fechado en 1238 y escrito por Ibn Razin al-Tuyibi, en su tratado Relieves de las mesas. Aquí recoge el término, sin embargo, la acepción difiere ligeramente de la actual, encontrando una especie de obleas desmigadas que se mezclaban con miel o sirope. Pese a sus diferencias, la finalidad era la misma, endulzar los platos de la misma manera que lo hacen las mermeladas contemporáneas.

Botánicamente hablando, el pimiento no deja de ser una fruta, además de presentar un dulzor predominante, sobre todo en sus variantes rojas, amarillas y anaranjadas. Recientemente, un famoso Tiktoker sorprendió a todos mostrando un vídeo donde sexaba los pimientos, diferenciándolos por tetones, clasificando a los que tenían 3 como machos y a los que tenían 4 como hembras, siendo estos últimos los más dulces. ¡A efectos prácticos es una técnica infalible!

Sabiendo esto, y teniendo en cuenta que el color del pimiento viene determinado por su madurez, realizaremos una mermelada de pimientos sublime, ideal para acompañar multitud de platos. Tal vez solo se te ocurra untarla en una rebanada de pan cubierta de mantequilla, sin embargo, sus aplicaciones son infinitas. Desde unas tostas de pan brioche con queso de cabra coronadas con mermelada de pimientos, hasta una hamburguesa de buey, pasando por una pechuga de pollo.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Las mermeladas son una elaboración sencilla y muy agradecida que tan solo nos llevará unos minutos. Comenzaremos preparando el pimiento o los pimientos, depende de su peso. Recuerda seleccionar aquellos que presenten un color rojo más saturado, y a ser posible, cuatro tetones. Los tetones son esas protuberancias que los pimientos presentan acusadamente en la parte inferior.
  2. Cortaremos el pimiento previamente lavado a la mitad, eliminando el pedúnculo y todas las pepitas, sin olvidarnos de las venas interiores, esas líneas blancas y fibrosas que parten de la placenta. Ayudándonos con una puntilla, las seccionaremos al ras, dejando el pimiento perfectamente limpio. A continuación, procederemos a cortarlo en mirepoix con un cebollero.
  3. En una cazuela, dispondremos el pimiento cortado, seguido del azúcar, el zumo de limón y el agua, removiendo enérgicamente con una cuchara para mezclarlo adecuadamente. Llevaremos la cazuela a fuego fuerte hasta que comience a hervir, tras lo cual, bajaremos el fuego a la mitad. Coceremos durante aproximadamente 45 min, sin dejar de remover para impedir que se pegue.
  4. Transcurridos los tres cuartos de hora, trituraremos la mezcla con una batidora, obteniendo como resultado una textura más o menos homogénea y sin grumos. A este respecto, existen discrepancias, pues hay quien prefiere degustar una mermelada más rústica, con trazas, mientras que otros se inclinan más por un aspecto liso, sedoso, más similar al que manufactura la industria.
  5. Para cerciorarnos de que la mermelada está lista, tan solo tendremos que extender una cucharada generosa encima de un plato, dejándola enfriar unos minutos. Posteriormente, la dividiremos con la misma cuchara, observando si esta queda separada o vuelve a juntarse, en cuyo caso habría que dilatar un poco más el tiempo de cocción. Introduciremos la mermelada en un bote limpio.
  6. Preferiblemente, este bote contará con una tapa hermética, no obstante, los clásicos tarros de tapa roscada pueden sernos útiles. Una vez esterilizados, tan solo tendremos que verter dentro de la mermelada, cerrar con fuerza la tapa y voltearlos sobre un paño mientras se atemperan. Así conseguiremos un vacío suficiente como para conservar la mermelada hasta un mes en la nevera.
  7. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.