Receta de patatas rellenas

Patatas rellenas

Patatas 140 Última Actualización: 04/04/2024 Creado: 04/04/2024
Patatas rellenas
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 25
  • Tiempo de Cocinado: 60
  • Calorías: 550
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

La patata, tan frecuente en las mesas españolas, podría sentirse como algo propio, enraizado en nuestra cultura desde tiempos inmemorables; sin embargo, como muchos sabrán, su impronta en la gastronomía patria se remonta al descubrimiento del Nuevo Mundo. Por supuesto, no podemos dejar de lado la contribución de España a la universalización de la patata, sin pasar por alto que fueron los pueblos indígenas de América los encargados de domesticar este mísero tubérculo.

Menesteroso, no por sus propiedades nutricionales o falta de posibilidad en la cocina, sino por lo que subyace detrás de su cultivo. Se cree que data de hace más 8.000 años, esparciéndose caprichosamente por el territorio preincaico y otras zonas andinas, contando con una amplia presencia. Dado que estuvo por siglos exenta de impuestos, su fácil adaptación al suelo, así como su innata fortaleza ante las plagas, se convirtió rápidamente en un recurso básico de subsistencia.

Poco logró asentarse en Europa de manos de los primeros conquistadores, no obstante, debido a su insipidez, durante siglos estuvo relegada a mero forraje para el ganado, resurgiendo a merced de la carestía y hambrunas que asolaron el Viejo Mundo. Paradójicamente, en 1840, una terrible plaga de tizón tardío se cebó con las patatas, condenando a Europa septentrional a un desastre humanitario sin precedentes. De un modo u otro, la patata consigue verbalizar la historia moderna.

De las patatas rellenas no podemos contar gran cosa, ya que sus orígenes resultan inciertos, no obstante, hay ciertos vestigios capaces de concedernos una aproximación. La cultura morisca, que arribó en las costas de América de mano de los esclavos norteafricanos, quienes sirvieron a los intereses de la corona de Castilla, tomaron como costumbre rellenar las patatas con una mezcla de picadillo de carne, empleándose incluso como sustento habitual en las campañas militares.

Ingredientes

Instrucciones

Antes de ir con las instrucciones, te recuerdo que ya está disponible a la venta mi nuevo libro: Los Consejos de la abuela.

Si quieres echarle un vistazo, o incluso comprarlo, ya sea en papel o en su versión digital, pulsa en este enlace ¡De verdad que estoy segura que te encantará!

  1. Realmente no es un plato que entrañe demasiada dificultad, aunque en los detalles reside la diferenciación, entre un plato mediocre y ramplón y uno extraordinario. Antes de enfundarnos el delantal, es conveniente que tengamos muy claro la variedad de patata que vamos a emplear.
  2. Generalmente, y debido a su abundancia, la patata monalisa, como cualquier otra de maduración temprana, se revela como una de las mejores opciones para asar. Destacar también, por ejemplo, la kennebec, spunta o, incluso, flamenco, menos corrientes pero igualmente destacables.
  3. Comenzaremos lavamos a conciencia las patatas, empleando para ello un cepillo o estropajo nuevo, procurando eliminar por completo la tierra. Las enjuagaremos con agua fría, dejando correr el agua para que la piel quede sin mácula. A continuación, las secaremos con papel absorbente.
  4. Por otro lado, deshuesaremos el contramuslo de pollo, conservando la piel. Cortaremos la carne en finas tiras, las cuales salpimentaremos y embadurnaremos con especias al gusto, en nuestro caso pimentón, cominos y orégano, una mezcla que evoca la esencia de la cocina mediterránea.
  5. En un sauté, verteremos un fino chorro de aceite de oliva, rehogando la carne a fuego máximo hasta que los azúcares, sobre todo presentes en la piel, caramelicen, para seguidamente desglasar con algún ácido como el limón. Asimismo, podemos añadir pasta de tomate o algún alcohol.
  6. Precalentaremos el horno a 200º. Agarraremos una puntilla y partiremos las mismas a la mitad, sin llegar a romperlas por completo. Las dispondremos son una bandeja de horno provista de papel sulfurizado, acomodando las patatas, salpimentándolas y regándolas con aceite de oliva virgen.
  7. Hornearemos durante 30 o 45 min, en función del tamaño de la patata. Tampoco podemos pasar por alto este aspecto, resultando fundamental para obtener el mejor resultado. Todas las patatas guardarán, más o menos, el mismo tamaño, lo que asegurará más tarde una cocción uniforme.
  8. Transcurrido el tiempo necesario, tomaremos una cuchara e iremos rellenándolas con el pollo especiado, cubriéndolo finalmente con el queso gouda o mozzarella. Del mismo modo, esparciremos el cebollino picado por encima o, en su defecto, un poco de perejil picado fresco.
  9. Hornearemos con calor arriba (función grill) durante 10 min, o hasta que el queso haya fundido completamente, adquiriendo un apetecible color tostada. Una vez fuera del horno, dejaremos que se atemperen unos minutos, pues las patatas conservan por mucho tiempo el calor.
  10. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Me llamo Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora web adoro la cocina ¡Espero que disfrutes de estas deliciosas recetas de la abuela tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.